nosotrosbasescorridainscribeteGaleria Corre la Vidadatosauspiciadoresagradecemoslinkspreguntas frecuentes

Datos sobre trasplantes en Chile

 

1.- ¿Quiénes pueden ser donantes de órganos?

Pueden ser donantes todos los hombres y mujeres que manifiesten su VOLUNTAD. Habitualmente se solicita también el consentimiento de la familia para la donación de órganos, ello independiente de que el individuo este inscrito como donante en algún registro. La donación de órganos también puede producirse entre individuos vivos cuando el órgano a donar es par (riñón) o se ocupa una porción de el, por ejemplo el hígado. La persona que es donante puede revocar su decisión en cualquier momento.

 

2.- ¿Qué edad debo tener para donar mis órganos?

No existe límite de edad para la donación de órganos. Sin embargo, las edades ideales son entre los 5 y 60 años. Sobre y bajo esta edad también se puede ser donante de órganos pero debe ser con criterios médicos mas precisos.

 

3.- ¿Qué pasa si mi familia se opone a la donación?

Habitualmente los familiares respetan la voluntad del fallecido, ya sea que este lo haya manifestado en forma verbal o lo haya hecho a través de las diferentes alternativas para hacerse donante de órganos. Siempre se respeta la voluntad de la familia.

4.- ¿Por qué existe el consentimiento familiar?

Es una forma de transparentar el sistema de donación de órganos. Generalmente se respeta la voluntad del fallecido cuando la ha expresado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay personas que no están de acuerdo con la donación de órganos. Un estudio reciente precisa que solo un 20% de la población no esta de acuerdo. En definitiva somos un país solidario.

 

5.- ¿Mi familia tendrá que pagar por la donación?

No. De acuerdo a la ley de trasplantes 19.451, los gastos en que se incurra por concepto de extracción son de cargo del o los receptores de los órganos, a través de sus seguros médicos (Fonasa o Isapres). La familia del donante ni paga ni cobra por la donación.

6.- ¿Esta permitido vender órganos humanos?

NO. La ley chilena de trasplantes 19.451, prohíbe terminantemente recibir dinero por la donación de órganos, y se castiga con cárcel cualquier intento de comercializar órganos propios o de terceros.

 

7.- ¿Quién financia los trasplantes en Chile?

De acuerdo a la previsión, tanto Fonasa como las Isapres, financian actualmente los trasplantes que se realizan en nuestro país. En el caso especifico de Fonasa, el 80% de los trasplantes corresponde a beneficiarios del sistema publico de salud lo que representa un gran esfuerzo económico. 


8.- ¿Cómo se selecciona a los pacientes que se van a trasplantar?

En Chile, el ISP (Instituto de Salud Publica) es el que mantiene un Listado Único para todos los potenciales receptores de órganos y, en conjunto con la Comisión Integrada de Trasplantes fija los criterios de distribución. Estos están dados, básicamente, por: compatibilidad de grupo sanguíneo, antígenos de histocompatibilidad (HLA) y tiempo en la lista de espera. Además, existen definiciones precisas en lo que se refiere a “Urgencias Medicas”.

 

9.- ¿Cuántas personas esperan un trasplante?

Hay que hacer notar que las listas de espera de pacientes que requieren un trasplante no disminuyen sino que, por el contrario, se incrementan anualmente. Hoy día unas 1.800 personas esperan un órgano sólido para trasplante, de los cuales la mayoría espera un riñón (80%), el 20% restante espera un trasplante de hígado, corazón, pulmón, corazón-pulmón, páncreas o intestino. Un 15-20% de los pacientes que esperan un órgano son menores de 15 años. También hay lista de espera para trasplantes de tejidos, tales como córneas, válvulas cardiacas, piel y huesos.

 

10.- ¿Los médicos cambiaran de actitud a la hora de atenderme en una situación critica, si saben que soy donante?

No, La condición de ser donante, solo se considera cuando la muerte está establecida. Los médicos siempre trabajan intentando salvar la vida de los enfermos. Se hacen todos los esfuerzos médicos y humanos para salvar esa vida. El equipo de trasplante no tiene que ver con el posible donante hasta que los médicos que lo atendían determinan que todos los esfuerzos realizados para salvarle la vida han sido inútiles